Mantén tus almohadas siempre limpias con estos sencillos pasos

Nuestras almohadas también necesitan lavarse por lo menos de 2 a 3 veces al año, esto sirve para eliminar el sudor, grasa o polvo que se pueda acumular en ellas. Tal vez se te haga más fácil comprar almohadas nuevas, pero eso no servirá para tu economía. Aquí te compartiremos una serie de pasos que te facilitaran las lavadas y dejarán tus almohadas relucientes.

Lava almohadas de algodón, de plumas o sintéticas 

Paso 1.

Lo primero que debes de hacer es quitar la funda (esto únicamente para almohadas que están dentro de alguna funda o forro) Algunas almohadas ya vienen con forros adicionales o con cierres que también se deben quitar y así ser lavados por separado.

Paso 2. 

Después coloca tus almohadas en la lavadora. Lo más seguro para lavarlas es en lavadora, incluyendo las de plumas. Puedes lavar hasta dos almohadas a la vez ya que el peso de estas influye para que sea balanceado y la lavadora no tenga que sacudirlas demasiado y así no se maltraten.

Paso 3. 

Luego, agregar el detergente, por ejemplo, una carga mediana necesita de una taza del detergente de tu preferencia, aunque si quieres que tus almohadas luzcan relucientes, puedes añadir lo siguiente: una taza de detergente para lavar platos, una taza de blanqueador y media taza de bórax. Estos productos los puedes encontrar en cualquier supermercado.

Paso 4. 

Inicia el ciclo de lavado. Es muy importante que configures el ciclo de lavado para que tu lavadora lave con agua caliente y pueda realizar un segundo enjuague. 

Paso 5. 

Por último, coloca las almohadas en la secadora. Pon las almohadas en la secadora y asegúrate de configurarla. Cuando se termine el ciclo de secado, retira tus almohadas y tócalas para confirmar que no estén húmedas ya que si estas no están completamente secas, debes repetir el proceso de secado y revisarlas nuevamente. Después de esto, tus almohadas estarán listas y relucientes. 

Consejo. Procura revisar de vez en cuando tus almohadas, para decidir si estas necesitan ser cambiadas. Solo tienes que doblar una almohada a la mitad y si se queda así significa que la almohada está muy vieja y necesitas comprar una nueva de inmediato.